Cómo Preparar Té De Apio Para Adelgazar

Después de mis embarazos, me ha costado mucho adelgazar. Muchas personas creen que por uno ser titulado universitario tiene todas las respuestas, pues la respuesta es no. No tenemos todas las respuestas y detrás de nosotros, al quitarnos la bata existe también un ser humano, que siente, padece y que también puede sufrir muchas de las mundanas preocupaciones de quienes no tienen un título universitario.  Es que si el título te quitara los pesares, habría muchos doctores  licenciados recorriendo el mundo con una sonrisa y al contrario son esclavos de sus trabajos y de sus propias profesiones.

Bueno, resulta ser que uno de esos seres humanos soy yo. Quede embarazada y sentía que estaba en el cielo, que todos los deseos me serian concedidos. Ni  me preocupé ni me ocupe por formas, figuras, cinturas, fajas ni cremas, andaba de mi rienda con mi gran panzota a la luz de todos, luciendo mi gran embarazo, luego de haber tenido diagnóstico de no poder tener hijos… se imaginaran que o era la mujer más feliz y quería lucir mi gran barriga. Mientras más grande pues más lujo y beneplácito para mí. A los tres meses de embarazo parecía que tenía seis y a los seis meses, parecía que ya iba a parir, y bueno parí a los 9  meses, con un panzón enorme y además, con 20 kilos de sobrepeso. Durante el embarazo mi desarreglo hormonal permitió desatar una condición que estaba latente pero que no se había permitido relucir.

te de apio para bajar de peso

Síndrome metabólico

Durante muchos años fui hiper insulínica, o padecía de síndrome metabólico, pero no se me había diagnosticado y mucho menos tratado. Toda esta condición se exacerbó con el embarazo y las variaciones hormonales. Qué te puedo decir?

Empecé a engordar aun sin comer, y vomitaba por todo, la cara se me mancho y comencé a retener líquidos, desmayos iban y venia, deshidratación, rehidratación con suero endovenoso eran el día a día de mi embarazo. Y aun así, repudiando casi toda comida y alimentada por suero endovenoso gane 20 kilos de peso.

El síndrome de metabólico, es una patología que cursa con desequilibrios en el sistema de regulación hormonal y la producción de insulina y por ende la acumulación de grasas en el organismo a expensas de la inadecuada metabolización de los azucares ingeridos en la dieta diaria.

Parecía un globito

Era totalmente otra mujer, nadie me reconocía luego del parto, había quedado tan gorda que no podía colocarme ninguna de las prendas de vestir que me ponía anteriormente. De un día para otro mi cuerpo se convirtió en un cuerpo de Doña, de Señorona, de Señora de convento. Cuadrada, sin forma, flácida y panzona…

2lmh 900

Cuando uno se mira al espejo en esas condiciones es un golpe muy furo, porque tu no conservas de ti esa imagen, para nada. Y al verte al espejo ves que reflejas a alguien que no eres tú, te hayas pérdida pero no sabes a donde fuiste, ya las obligaciones te agobian y no saben los demás el tormento que llevas por dentro. Y ante todos, la excusa, que para ti es una gran verdad… quede embarazada y mi cuerpo cambio.

Mis compañeros de trabajo me decían, que te paso? Y yo no sabía cómo reaccionar, oye! Tuve un hijo es un milagro no podía tener hijos y tú te enfocas en mi peso!...

Cometí muchos errores al no responder de esa manera, que ciertamente era la adecuada, pero bueno, ya he aprendido a responder así cuando lo merecen, muchas mujeres permitimos este tipo de abusos porque quedamos tan sensibles, que no sabemos responder sin llorar…

Apio al rescate

Una señora mayor en el trabajo de mi mama le dijo del apio, de las hojas cocidas de celery, en infusión a diario. Debo confesar que cuando mi mama me dijo, yo pensaba en comerme las hojas de apio cual chivo en una estancia. Cuando comencé a tomar las decocciones de esta planta pude experimentar ciertamente un cambio en mí. No he logrado bajar todos lo kilos que requiero, pero sí, he notado que sudo mucho más rápido, que me obliga a tomar agua porque acusa una sed impresionante, orino mucho mejor y disminuí la inflamación de los brazos y las piernas.

Por qué el té de apio es bueno para adelgazar ¡Apunta la receta 500x333

Al revisar las propiedades de esta maravillosa planta es sorprendente conocer todas las propiedades y todos los minerales, que se encuentran contenidos en ella. Minerales como el manganeso, el cromo, el molibdeno y muchos más son característicos de estas propiedades. Además he de decir que el apio, es rico en calcio, incluso mucho más que la leche en una cantidad de 100 gramos, así que consumir con regularidad puede ayudarte a nivelar de forma natural las deficiencias que tengas en ese respecto.

Puedes agregarlo en ensaladas, en jugos verdes, en infusiones y decocciones, en baños e incluso como ingrediente a cocidos  asados. Sea como sea, comer apio puede ayudarte a remineralizar tu organismo y por ende, tener mayores probabilidades de bajar de peso sanamente.

La intención es a diario dos veces al día o después de cada comida puedas completar tu rutina  de alimentación e hidratación consumiendo un té tibio de hojas de apio, con las cuales se busca potenciar la combustión del metabolismo, de tal modo que se tenga un aumento de calor y una disminución de peso coral y de medidas de forma sorpresiva y definitiva.

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón

Autora del Libro “Poderes Sanadores”.

Deja un Comentario

Leer más
Trucos sencillos para quemar la grasa

Trucos sencillos para quemar la grasa. Para eliminar el exceso de grasa que está acumulada en la zona abdominal, se...

Cerrar