Guía de remedios caseros para perder peso

Aquellas personas obesas o que tienen sobrepeso son más propensas a sufrir enfermedades del corazón y ataque cerebral, aunque no tengan otros factores de riesgo. Tener sobrepeso y obesidad no es saludable, porque el exceso de peso hace que el corazón trabaje mucho más y con mayor esfuerzo.

Incluso, el sobrepeso aumenta el colesterol en la sangre, la presión arterial y conduce a la diabetes. Adelgazar es muy importante para reducir el riesgo de problemas cardiacos y otras enfermedades. Para reducir el riesgo de enfermedades del corazón, tienes que perder peso hasta que llegues a tu peso ideal y mantenerlo por siempre. Para lograrlo te aconsejo que reduzcas al mínimo el consumo de grasas y trates de comer más verduras, frutas y granos. Y no te olvides de mantenerte activo físicamente.

¿Cómo puedo modificar mis hábitos de alimentación?

  • Come tus alimentos despacio, sírvete pequeñas porciones de comida y evita repetir.
  • Consume varias porciones pequeñas de comida cada día en lugar de una sola comida principal.
  • No te saltes las comidas.
  • Opta por alimentos saludables como cereales, verduras, frutas, arvejas secas, pasta y frijoles, productos lácteos que sean bajos en grasa o sin grasa, pescado, pollo sin piel y carnes magras.
  • Cocina tus comidas de manera que elimine el exceso de grasa, como en el asador del horno, el horno, a la parrilla, hervidos, guisados o asados. No es saludable que frías los alimentos en aceite.
  • Lee bien las etiquetas de los alimentos y evita los que tengan un alto porcentaje de azúcar, calorías, grasas trans y grasa saturada. También tienes que evitar los pasteles, las tartas, las barras de dulces y la pastelería.
  • Toma bastante agua. Al día por lo menos tienes que beber ocho vasos de agua. Reduzca al mínimo la ingesta de alcohol y otras bebidas ricas en calorías.

Some-Advice-On-Foods-To-Help-You-Lose-Weight-e1419241519426

Jugo para adelgazar, Desintoxicar, Limpiar el colon y Bajar el colesterol

Reglas de oro para adelgazar

Come verduras sin limitación

Las verduras son grandes aliadas para una dieta adelgazante, porque contienen un índice glicémico bastante bajo. Además, son alimentos excelentes para el intestino, porque poseen fibras; las verduras son bastante complejos de ingerir, porque te sacian mucho. Las verduras poseen gran cantidad de minerales y vitaminas; son muy bajas en calorías y puedes comer en grandes cantidades.

Aprende a desintoxicar tu cuerpo

Así estés llevando una dieta de adelgazamiento o de mantenimiento de tu peso, es fundamental que, por lo menos 2 veces por año, desintoxiques tu cuerpo para eliminar todas esas toxinas y desperdicios que están acumuladas en tu organismo, de esa manera conseguirás protege tu belleza y salud, y al mismo tiempo combatirás la celulitis.

Hay muchas modalidades de desintoxicación, pero yo recomiendo dos: la primera consiste en tomar dos litros de leche y comer ocho plátanos en el curso de un día; la segunda, consumir tan solo frutas y verduras durante un día (durante el día ingiera la fruta que guste, en la comida y en la cena consuma sopa de verduras; en el desayuno tome zumo de naranja natural).

Si no sabes que jugo natural tomar para desintoxicar tu organismo, te recomiendo ingresar a: Bebidas verdes desintoxicante para adelgazar.

No te excedas en el ejercicio físico

La actividad física es sumamente interesante para cualquier persona, no solamente ayuda a quemar grasa y a perder peso, sino que también mejora la salud en general. Por ejemplo; bailar, caminar, nadar, correr o montar en bicicleta son perfectos para fortalecer los huesos, los músculos y el corazón, así como para estimular el buen humor, olvidándose del estrés. Los ejercicios se deben realizar con mucho cuidado y si es posible trate de contratar un entrenador o vaya al gimnasio. Por lo menos al día tienes que realizar una hora de ejercicio.

estiramientos-sencillos

Infórmate más sobre los ejercicios para adelgazar en: Guía para Hacer Ejercicios en Casa.

Cardio para reducir el abdomen y la cintura

 

Remedios caseros para bajar de peso

Toma jugo de arándanos

Aunque no lo creas, los arándanos poseen gran cantidad de ácidos orgánicos y enzimas que son muy buenos para mejorar la digestión de los alimentos. De esta forma, conseguirás eliminar los depósitos de grasa que se estancan en tus órganos. El jugo de arándanos lo tienes que beber puro, sin azúcar, y para que funcione mejor trata de beber bastante agua.

Remedios-caseros-para-bajar-la-barriga

Bebe una limonada al despertar

Si por la mañana te sientes cansado y sin energías, te recomiendo que antes de desayunar exprimas en una taza con agua el jugo de un limón y tómalo, con esto conseguirás iniciar el metabolismo y limpiar el hígado, así te sentirás vigorizado y sin molestias digestivas. Mientras más agua toma, mejor; porque la hidratación es fundamental para que los riñones y el hígado funcionen correctamente.

Remedios-caseros-para-bajar-la-barriga1

Compra suplementos desintoxicantes y revitalizantes

El té de diente de león es un suave remedio que se puede usar para desintoxicar el organismo y lo puedes beber cada mañana, especialmente en ayunas. A su vez, puedes condimentar tus alimentos con especies termogénicas que ayuden al metabolismo y activen al hígado: puedes usar jengibre, pimienta de cayena, cardamomo o canela.

Remedios-caseros-para-bajar-la-barriga2

Come zanahorias

En una alimentación sana tiene que abundar las frutas, vegetales y verduras. Aunque no lo creas, si las zanahorias se consume batida es más saludable y efectiva para adelgazar naturalmente. Prepara un jugo de zanahoria pura y no añada azúcar. Toma este jugo entre comidas, de esa manera tu cuerpo se beneficiará de las vitaminas y de los antioxidantes de dicho jugo.

Remedios-caseros-para-bajar-la-barriga3

Eliminar barriga y cintura con canela en polvo

 

No olvides leer:

Deja un Comentario

Leer más
Como Eliminar La Grasa En El Higado Naturalmente

Todo comenzó con un diagnostico... mi esposo tenia hígado graso... Fue asi como inició un largo camino y recorrido por médicos,...

Cerrar